Puertollano

Los entresijos de la parada en la refinería

Juan Carlos Izquierdo: Los almacenes de Repsol Puertollano, al servicio de la parada

La web de Repsol ofrece constantemente información sobre la parada que está realizando en Puertollano y, en esta ocasión, el invitado es Juan Carlos Izquierdo que explica el funcionamiento de los almacenes que él dirige y que a continuación les ofrecemos

La Comarca

04/03/2015

(Última actualización: 05/03/2015 12:14)

Imprimir

En una parada programada el acopio de material empieza meses antes del inicio de los trabajos. Hay que tener dispuestas para cuando se necesiten todas las piezas necesarias, desde el último tornillo a un equipo industrial, pasando por juntas, válvulas…. La organización es fundamental así como contar con el stock suficiente para que los trabajos de parada se vayan desarrollando según lo previsto. Juan Carlos Izquierdo, es el jefe de Almacenes en Repsol Puertollano.

“Nuestro objetivo general es la gestión y el aprovisionamiento de los materiales que se van a necesitar en la ejecución de los trabajos, tanto de construcción como de mantenimiento durante la parada”. Así define su trabajo, Juan Carlos Izquierdo.

Durante la parada de Petroquímica Básica y Química Derivada que se está desarrollando estos meses, el almacén es el centro logístico de los trabajos y en ellos están registrados todos y cada uno de los materiales que hacen falta para que todo se desarrolle según lo previsto. “Nuestra carga de trabajo – asegura Izquierdo – se incrementa y en este caso estamos gestionando unas 1.100 listas de material” de los cuales antes de iniciar la parada ya habían entregado un 30%.

La cadena de suministro de materiales comienza en el departamento de Compras y Contrataciones, que es quien se encarga de tramitar las solicitudes de material que realizan las diversas áreas del Complejo. El proceso continua en Almacenes con la recepción, almacenamiento, control y entrega de los materiales. “Para el acopio de estos materiales hacemos la recepción, hacemos la colocación y luego posteriormente la entrega o la salida a los distintos peticionarios para que puedan realizar los trabajos”, explica Izquierdo.

Para esta parada, entre otros muchos materiales, se han acopiado 596 válvulas, 5.520 juntas de todo tipo y diámetro y 1921 metros de tuberías de diferentes diámetros y calidades metalúrgicas.

En cuanto al personal, actualmente disponen de siete personas más el personal externo de la compañía Amara. Con este personal, además de atender la parada se cubren las necesidades del mantenimiento ordinario y del día a día del resto de plantas del Complejo Industrial.