Puertollano

Con prólogo de Juan Toledo y Eduardo Egido

Sufrimiento, lucha e inconformismo en “Tres segundos” del poeta puertollanense Ramón Merino

La portada de refleja “el sufrimiento y a la vez la lucha a la que te lleva el no conformarte con parte de tu realidad” como un reflejo de la propia realidad del autor tras la terrible enfermedad que asoló su vida y que ya va quedando atrás

La Comarca

04/03/2015

(Última actualización: 05/03/2015 12:14)

Imprimir

Ramón Merino Rodríguez, componente del consejo de redacción de la revista literaria “Alforja de Estaribel” y colaborador del grupo literario “Vivamos las letras” presentará su poemario “Tres segundos” en un acto que tendrá lugar el viernes, 6 de marzo, a las 19’30 horas, en el Aula Magna del Centro Cultural.

En esta presentación, el autor contará con la ayuda de algunos de algunos de sus amigos, relacionados también con el mundo de las letras, como Victor Manuel Gutiérrez y Eduardo Egido que colaborarán en el acto para que la presentación resulte “amena y emotiva” nos explica Ramón Merino quien no quiere olvidarse tampoco de Nekane Merino, Amaranta y Rosa Carrasco que echaran una mano y por supuesto del grupo “Vivamos las letras” que a buen seguro nos sorprenderán con su arte. Espero estar acompañado por buena parte de mis paisanos a los que prometo intentar no dejar indiferentes”.

Ramón Merino también ha atendido a nuestro periódico cuando le hemos solicitado que nos hable de su poesía y del libro en sí y estos son sus comentarios al respecto:

Técnicamente es poesía libre en cuanto a la métrica, no carecen de cierta rima asonante y de ritmo pero por lo general suelo dejar fluir las letras sin ataduras. Creo que es una poesía carente de artificios, muy clara y cercana que hace que el lector se identifique con lo leído, o al menos es lo que pretendo.

En cuanto a este nuevo libro, se diferencia de los anteriores en que se nota que la terrible enfermedad que asoló mi vida está quedando atrás y ya me he acostumbrado a sus secuelas. Por eso, con la imagen de la portada he querido reflejar algo que está muy presente en mis letras, el sufrimiento y a la vez la lucha a la que te lleva el no conformarte con parte de tu realidad.

El prólogo consta de dos partes, la primera, que versa sobre el autor está escrita por Juan Toledo, un bloguero aficionado a las letras y laringectomizado como yo. La segunda parte habla sobre el libro y es obra de Eduardo Egido un gran escritor y director del centro cultural de Puertollano.

El libro está dividido en capítulos, en cada uno de ellos abordo temas distintos, hablo de la realidad que nos ha tocado vivir, unos pequeños apuntes sobre Puertollano, cartas a mi madre recientemente fallecida, también trato todo lo que acontece en mi vida, las risas la nostalgia, los recuerdos, los sueños y acabo con un puñado de poemas para Angela, mi compañera, sin la cual nada sería lo mismo.