Opinión

Este comentario fue escrito en 2009. Lo reproducimos con motivo de la muerte de Albert Uderzo

‘El aniversario de Astérix y Obélix. el libro de oro’. Lanzamiento mundial de un número conmemorativo. Editorial Salvat Editorial (Barcelona, 2009)

Manuel Quiroga Clérigo

27/03/2020

(Última actualización: 27/03/2020 22:16)

Imprimir

Se dice que Astérix y Obélix temían que en cualquier momento el cielo podía caer sobre sus cabezas. Pero son unos héroes que no envejecen nunca. Tal vez esa fuera la idea de los autores de sus aventuras René Goscinny y Albert Uderzo. Fueron creados en 1959 y por eso los editores franceses querían preparar un número especial del 50 aniversario. Ese número ha contado con los adecuados traductores y al fin el 22 de Octubre se ha producido el estreno mundial de “El libro de oro” que contiene “El aniversario de Astérix y Obélix”. En nuestro país se han puesto en los puntos de venta 300.000 ejemplares, primando los editados en castellano y catalán pero sin desatender a las otras lenguas históricas como el gallego y el euskera o vasco.

O sea que algunos afortunados, después de haber gozado con varias docenas de títulos de estos geniales personajes pueden ver parte de ellas en este número tan especial, que ha sido editado por Salvat y comercializado por el Grupo Editorial Bruño con un cuidado exquisito y siempre según las instrucciones de Les éditions Albert René/Goscinny-Uderzo.

Efectivamente el 29 de octubre de 1959 la revista Francesa Pilote inició las andaduras de Astérix. Goscinny y Uderzo unieron su capacidad creativa para dar vida a una curiosa aldea fala, sus extraños habitantes y las rencillas de sus excéntricos enemigos romanos. O sea que ya son varias las generaciones que han disfrutado con esos personajes, cuyas aventuras se han publicado en 107 lenguas y dialectos, vendiéndose trescientos cincuenta millones de ejemplares en todo el mundo y mas de dos millones en España, siendo el nuestro el tercer país europeo en convivir con estos protagonistas, por delant de las Islas Británicas y de Italia. También se han realizado varias películas, se ha creado un parque de atracciones y se instituido una firma que distribuye centenares de productos con la efigie de los personajes.

Los textos son de ambos autores, pero los dibujos eran originales únicamente de Uderzo. Por eso al fallecer Coscinyy en 1977 su compañero creó en 1979 la editorial que hace posible la continuidad de las publicaciones. Para este libro de aniversario Astérix ha escrito unas palabras: “Me acuerdo de cuando nací como si hubiera sido ayer”. Y Anne Goscinny la replica: “En tus voz, Astérix, resuena el timbre de la mí. Por mis venas corre la tinta, por las tuyas corre mi sangre. Y nuestras voces unidas evocan hoy una vida, la tuya”. Y ya encontramos en la aldea, en los embrollos de sus personajes, en las batallas indecisas, en las historias frustradas. Astérix acepta las misiones peligrosas, el buen Obélix que es repartidor de menhires le acompaña, Panoramix el gran druida sigue preparando las pociones mágicas, Asurancetúrix sigue con sus músicas y canciones, Abraracúrcix como todo buen jefe sigue con sus supersticiones.

El mundo nada globalizado de la aldea gala pero rodeado por las guarniciones de los legionarios romanos en los campamentos de Petibonvm, Aqvarivm, Babaorvm y Lavdanvm es sólo una pieza a conquistar con los romanos que siguen su avance desmesurado. Estamos en el año cincuenta antes de Cristo y los insignes ocupantes, imperialistas como los de ahora mismo, no suponen que una miserable aldea con unos galos bajitos se les va a resistir., Pero se les resiste. A partir de ahí todo es posible. Conocer las aventuras de Astérix y Obélix es penetrar en un mundo de sorpresas continuas, de vivencias imperecederas, algo que hará las delicias de chicos y grandes. Pero al final, al menos en este libro de oro del aniversario, todos los protagonistas, galos y romanos, buenos y malos, pequeños y mayores se reúnen para celebrar algo importe y es desearnos a todos un ‘Feliz aniversario’.

Manuel Quiroga Clérigo