Región

En el Pleno de las Cortes regionales

Prieto denuncia que la campaña de extinción de incendios ha estado marcada por "continuos recortes y falta de diálogo con los trabajadores"

“Hemos vivido en los últimos meses huelgas y manifestaciones desde el colectivo y, -transcurrida una campaña más-, poco o nada se ha hecho”, afirma

La Comarca

25/11/2021

(Última actualización: 25/11/2021 18:21)

Imprimir

El diputado regional del GPP, Benjamín Prieto, ha denunciado hoy que la campaña de Prevención y Extinción de Incendios Forestales 2021 en Castilla-La Mancha ha estado marcada por continuos recortes y por la falta de diálogo con los trabajadores del GEACAM.

Así se ha pronunciado Prieto, en el Pleno de las Cortes Regionales, donde ha asegurado que esta campaña es la segunda en la que el Gobierno Regional ha reducido en días tanto en el comienzo como en el final de la misma.

En este sentido, ha detallado que la vigilancia ha pasado de 122 días en 2020 a 100 días en 2021 y que los retenes y autobombas han pasado de 122 en 2019 a 100 días en 2020, y en 2021, tan solo unos pocos efectivos han prestado servicio 110 días, otros pocos 100 días y 90 días la mayoría de los efectivos.

Prieto ha señalado que este no es el único recorte o merma en los servicios de extinción de incendios con un convenio caducado desde 2012. También ha habido una reducción del presupuesto en la presente legislatura en casi un 10%, pasando de 28.900.000 euros a 26.214.536 euros para gastos nominativos de incendios.

De esta manera, ha insistido en que la realidad de nuestro servicio de incendios y así se denuncia constantemente por los sindicatos, es que cada vez hay más interinos en extinción que sólo trabajan cuatro meses, sin que esto sea bueno para el trabajador ni para el dispositivo, pues se pierde experiencia y eficacia.

Por eso, ha recalcado que el que en la campaña que ha finalizado se hayan afectado menos hectáreas, no es ninguna justificación para relajarse; es nuestro motivo para poner todo el interés posible y dedicación en no descuidar la mejora y conservación de nuestro medio natural.

“Hemos vivido en los últimos meses huelgas y manifestaciones desde el colectivo y, transcurrida una campaña más, poco o nada se ha hecho”.

Así mismo, ha insistido en que cualquier superficie que se vea afectada por un incendio, -por pequeña que sea-, es un drama. Por este motivo, a la hora de hacer balance, no sólo se deben echar las cuentas de cuántas hectáreas se han incendiado menos que la pasada campaña, sino en qué ha mejorado el servicio de prevención y extinción de incendios, de la calidad de los medios, de la formación de los profesionales y de la capacidad de reacción por parte de los equipos ante una emergencia.

El diputado regional del GPP ha señalado que nuestro medio natural necesita tener cerca un dispositivo de personas especialistas en su protección, pues el aumento de los contratos temporales, unido a condiciones climáticas cada vez más extremas, está provocando que los profesionales se sientan incapaces de hacer frente a estos desastres.

Por ello es necesario un colectivo lo más estable posible, con los mejores medios y que se rija por decisiones técnicas para convertirse en una referencia continua.

“Cuando hemos superado el ecuador de la legislatura y toca ir perfilando balances, nos encontramos con la realidad más perversa, pues el Gobierno regional lleva dos años sin cubrir la tasa de reposición”, ha lamentado.

Además de esto, ha lamentado que, a día 25 de noviembre y después de más de 2 meses que hace que finalizó la campaña de extinción, son más las sombras que las luces y con la seguridad que poco se va a enmendar para la siguiente campaña. La temporalidad continuará, no se incrementa la formación y preparación física del colectivo, con lo que se está mermando la operatividad del colectivo, ha señalado.

Por eso, ha denunciado que el Gobierno regional entre, -una vez más-, en contradicción con unos discursos que nada tienen que ver con la realidad.

Así, ha detallado que, por una parte, se habla de Objetivos de Desarrollo Sostenible, del cumplimiento de la Agenda 2030, de la lucha contra la despoblación, de aprovechar nuestros recursos, y en el día a día se hace lo contrario: se descuidan nuestros bosques, se retiran recursos para limpieza de nuestros bosques y extinción de incendios, y ante fenómenos naturales como el ocurrido con la Borrasca Filomena se deja al amparo de la suerte lo que ocurra en casi el 50% del territorio de la región, sin planificar, sin una estrategia colectiva y sin unas directrices objetivas, tan solo con un discurso prefijado en el que siempre suenan cifras abultadas pero que no llegan al territorio ni a las personas.